sábado, 22 de octubre de 2016

Margarita de Austria, duquesa de Saboya





Margarita de Austria. Anónimo. The Metropolitam Museum



Diez de enero de 1480, once de la mañana. Hacía frío en Bruselas cuando María de Borgoña alumbraba a Margarita, la segunda de sus hijos. Como hija del archiduque Maximiliano recibiría el titulo de Archiduquesa desde su nacimiento al igual que su hermano Felipe. El destino y los arreglos matrimoniales quisieron que ambos pasaran a formar parte de la historia de España. 

Dos años después de su nacimiento moriría su madre y su padre, Maximiliano, que tenía muy claro que su hija era un material de gran valor en la política matrimonial, ofrece a Margarita, que contaba poco más de dos años de edad, como esposa de Carlos, el Delfín de Francia. Este compromiso matrimonial formaba parte del pacto de paz - pacto de Arrás- que había firmado con el rey de Francia. 

Se trasladaría Margarita a vivir a la corte francesa para ser educada junto a su futuro esposo y en aquella corte permanecería diez años. Su prometido, que se había convertido ya en el rey Carlos VIII de Francia por la muerte de su padre, empezó a considerar que el matrimonio de Margarita no era el más conveniente para sus intereses y decidió repudiarla - puesto que el matrimonio no había sido consumado - y devolvérsela a su padre. 

Maximiliano se había convertido ya en Emperador del Sacro Imperio y a los Reyes Católicos interesaba una alianza con el Imperio, por lo que proponen a Maximiliano I un doble enlace : Margarita casaría con su hijo Juan, heredero de sus Reinos, y su hija Juana casaría con Felipe, heredero de Maximiliano.

Firmadas las capitulaciones matrimoniales por poderes, Margarita embarca hacia España en la misma flota que había trasladado a Bruselas a la Infanta Juana. La travesía sería muy complicada - se desató una gran tormenta que a punto estaría de costarle la vida - pero, lejos de amilanarse, la Archiduquesa daría muestras de un gran valor y de un gran sentido del humor ya que, según recoge Perez Priego, escribió una nota de su puño y letra en la que daba instrucciones sobre el contenido del epitafio de su lápida: "Aquí yace Margot, la gentil damisela que, después de dos maridos, aún es doncella".

Quedaron impresionados los castellanos cuando vieron el brillante séquito que acompañaba a la Archiduquesa, pero aún quedaron más impresionados - sobre todo el príncipe Juan - cuando vieron la belleza y la gentileza de Margarita. Mártir de Anglería llego a escribir : "Si la vieras, pensarías que estabas contemplando a la misma diosa Venus".


D. Juan de Aragón, Príncipe de Asturias


La boda se celebraría el 4 de abril de 1497 en la Catedral de Burgos y después, los Príncipes de Asturias se trasladarían a Almazán donde darían rienda suelta a la pasión que se había desatado en ellos al conocerse. Poco duraría la dicha, apenas seis meses. Juan era un hombre débil y enfermizo y unas fiebres acabarían con su vida en octubre de ese mismo año. Margarita quedó destrozada y en estado de gestación, representando ese embarazo la esperanza de los Reyes Católicos de tener un heredero. No fue posible, Margarita, tal vez como consecuencia de la pena, daba a luz prematuramente a una niña que no sobreviviría. 

Apenas dos años después, en 1499, un cortejo encabezado por el Obispo de Cordoba, Juan de Fonseca, acompañaría a Margarita en su regreso a Flandes. Allí fue madrina de su sobrino Carlos, nacido en 1500, sin imaginar que ese pequeño niño la acabaría queriendo más que a su propia madre.

Poco tardaría su padre, Maximiliano I, en comprometerla de nuevo en matrimonio. Margarita era aún joven y el Emperador no estaba dispuesto a desaprovechar la oportunidad de conseguir nuevas alianzas políticas a través de su hija. Esta vez el elegido sería el duque de Saboya, Filiberto II. 

En 1501 partió Margarita hacia el Piamonte para contraer el que sería su tercer matrimonio, a pesar de que solo contaba 21 años de edad. En tierras italianas tomó contacto con el mundo cultural y artístico de los humanistas de Renacimiento que tan gran influencia habrían de tener en ella. Tampoco este esposo le duraría mucho. A pesar de ser tan joven como ella, moriría en 1504 dejándola viuda de nuevo. No tenía suerte Margarita. 

Regresó a Flandes y se negó en rotundo a volverse casar. A los 24 años había sido repudiada una vez y era viuda por dos veces y no estaba dispuesta a seguir acumulando lutos y sinsabores. Se hizo cargo de sus sobrinos, los hijos de Juana y Felipe. Éstos habían sido jurados, tras la muerte de Isabel la Católica, Reyes de Castilla y se habían trasladado a la península dejando a sus hijos Carlos, Leonor, Isabel y María en Flandes, al cuidado de su tía. También pasó a ocupar la regencia de los Países Bajos en tanto su hermano Felipe permanecía en las tierras de su esposa. Así pues, decidió que ese era su cometido en la vida y que no la había llamado Dios para ser esposa de nadie. 

Cuando en 1506 muere Felipe el Hermoso, Margarita es nombrada por su padre, Maximiliano I, gobernadora de los Países Bajos, tarea nada fácil, pero Margarita era tenaz y se dispuso a cumplirla con el mayor celo. Decidió trasladar la corte a la villa de Malinas y allí cuidó a sus cuatro sobrinos dándoles una elevada educación. Margarita era una mujer inteligente, de fuerte personalidad y muy culta y haría de mecenas de las Artes y de las Letras. Así pues, la Regente de los Países Bajos se rodeó de pintores como Bernard van Orley y Pieter van Coninxloo, de arquitectos, músicos y hombres de letras entre los que se encontraban Vives y Lemaire de Belges. Llegó a atesorar gran cantidad de obras de arte, tapices y vidrieras y patrocinó la construcción de la iglesia de Brou, una obra maestra del gótico.

Palacio de Malinas

Margarita estaba demostrando ser una mujer con una gran talla política y consciente de que sus sobrinos por derecho propio o como consortes ocuparían los tronos de Europa se preocupó de darles una educación completa y refinada. 

En 1515 el emperador Maximiliano decidirá que su nieto Carlos asuma el poder en los Países Bajos y Margarita hará el traspaso de poderes a su sobrino. Será por poco tiempo ya que en 1517 y como consecuencia de la muerte de Fernando el Católico y de la reclusión de Juana, su heredera, en Tordesillas, Carlos deberá viajar a la península para tomar posesión de los Reinos de España y por ello volverá a nombrar a Margarita como Regente de los Países Bajos.

Es en esta segunda regencia cuando Margarita demuestra sus grandes dotes como diplomática. En política exterior siempre fue una mujer prudente y precisamente su prudencia, su encanto y su diplomacia fueron utilizados siempre por su sobrino Carlos. 

Jugó un importante papel en la consecución del titulo de Emperador para Carlos I, siendo una hábil embajadora que logró que las tramas y conspiraciones de quienes también pretendían la corona imperial no fructificaran. Su trabajo se vió recompensado y su sobrino Carlos fue coronado emperador en 1520. 

Margarita tuvo también un importante papel en la rivalidad, que durante más de 10 años, habían mantenido Carlos y Francisco I de Francia y cuyas guerras habían arruinado a ambos Reinos. En este contexto de agotamiento económico Margarita habría de prestarle al Emperador un ultimo servicio. Luisa de Saboya como madre de Francisco I y ella, en representación de su sobrino Carlos, firmaron en 1529 la Paz de Cambrai, que sería conocida como Paz de las Damas y con la que se puso fin al conflicto entre las dos naciones además de incluir en el acuerdo, la boda de su sobrina Leonor con el rey Francisco.

Regresó Margarita a Malinas sintiéndose mal. En Francia, durante las negociaciones de la Paz, hubo de ser atendida por un fuerte dolor en una de sus piernas, el diagnóstico de los médicos fue que sufría gota. Los remedios dados debieron aliviarla y durante algunos meses pareció sentirse mejor.


Firma de la Paz de Cambrai. Francisco Jover

En noviembre de 1530 empieza de nuevo el dolor en la pierna pero esta vez no calma con los remedios que se le suministraron. A los pocos días los dolores se vuelven insoportables y hace su aparición la fiebre, que sería cada vez más alta. La examinan tres médicos de Cámara, que encuentran la pierna hinchada y tumefacta. Deciden abrirla para poder “evacuar los humores” existentes pero, la gangrena era ya imparable. 

Dándose cuenta de que su fin se aproximaba, Margarita, dictó testamento y una emotiva carta para su sobrino Carlos con sus ultimas recomendaciones políticas. Tras confesar expiró el 1 de diciembre de 1530, sus restos fueron llevados a la iglesia de Brou. 

Europa perdía con ella una de las mentes políticas más brillantes de su tiempo.

64 comentarios:

  1. Margarita fue inteligente y avanzada para la época que le correspondió vivir , como tu narras en forma muy amena Ambar , no obstante así, creo que no vivió para si misma .,
    Muy buena presentación !!
    Cristal

    ResponderEliminar
  2. Una figura poco conocida de la historia de España pero que influyó notablemente en ella; primero porque pudo ser reina de España y aunque no lo fue educo a los hijos de su hermano y Juana "La Loca", y entre ellos, nada más y nada menos, que Carlos el emperador.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Influyó y mucho en la historia de nuestro país por lo que pudo haber sido y no fue y también por su papel como educadora y asesora del rey Carlos

      Eliminar
  3. Con la cantidad de inútiles que adornan la historia, da gusto encontrarse de vez en cuando con una persona capacitada. Gracias por mostrárnosla de una forma tan amena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Macondo por pasar por este espacio.
      Abrazos

      Eliminar
  4. Poca gente con 24 años ha enviudado dos veces. Margarita, libre de deberes conyugales, los sustituyó por las responsabilidades políticas y dinásticas.
    Nota al margen: este verano he intentado localizarte para pedir tu conformidad al incluirte en la nómina de "actores de reparto" (personaje aludido) de mi último trabajo, un pdf de descarga gratuita. Al no poder conseguirlo, he respetado tu nombre del blog, con tilde (pág. 164)
    https://drive.google.com/file/d/0B9Omv9_l-NZpZmxseFlOY0c0QVU/view

    Espero que sea de tu agrado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un honor para mi aparecer como "actriz de reparto" en tu libro. Por cierto, es la segunda vez "En la Frontera"y siempre encuentro algo nuevo en lo que meditar.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Hola Ámbar:

    Me contenta leer de nuevo tu blog. Una dama de hierro en toda regla Margarita de Austria. Quizás ese era su destino: Se política y no dama de compañía.

    Besote grandote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mujer muy inteligente y con gran visión política. su influencia fue muy positiva.
      Besos

      Eliminar
  6. Echaba de menos tus amenas entradas.

    La archiduquesa Margot fue una gran mujer y una gran política en su época, como bien nos explicas en tu post.

    Celebro tu regreso y esperaré tu siguiente publicación con impaciencia, a pesar de que hace unos mese que no dedico demasiado tiempo a los amigos "blogueros".

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la celebración de mi regreso. Han sido unos meses complicados y una afección oftalmológica me ha tenido apartada del teclado y de la pantalla. Ya pasó y todo está bien ahora.
      Un abrazo dissortat

      Eliminar
  7. ¡¡De nuevo publicando Ambar, estoy encantada!! Muy interesante la historia de Margarita, mujer muy inteligente "nuestro país necesita personas como ella".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestro país y casi todos los países necesitan personas como Margarita.
      Gracias por el comentario.
      Besos

      Eliminar
  8. La gobernación de los Países Bajos era siempre asunto de grandes dificultades. Estaban hechos, estos personajes, para mandar.
    Saludos.
    Ps: me alegra mucho volver a leer sus escritos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias D. Angel por su comentario.
      Saludos

      Eliminar
  9. Un placer leerte de nuevo Ambar. Margot una mujer culta, inteligente y como algunas coetánea suyas fue moneda de cambio y parte de una partida de ajedrez en la que su padre, su hermano y después su sobrino movían las piezas. Un abrazo y bienvenida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También ella supo mover algunas piezas y llegó atener una gran influencia en política.
      Gracias por tu bienvenida. Besos

      Eliminar
  10. Fue una mujer fuerte y sencilla a la vez, cumpliendo todos los enlaces propuestos y con mala suerte, dando el cuidado, educación a sus sobrinos que bien desempatados estaban de su madre por su enfermedad y sabiendo ser una buena gobernante.
    Me alegra de nuevo poderte leer.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la cuestión del matrimonio era un pelín gafe, sus esposos se morían pronto.
      Besos y gracias

      Eliminar
  11. Hola, encantada de volver a leer tus relatos. Una mujer inteligente y tenaz pero como siempre tuvo que pagar un alto precio por nacer dentro de la corte. Una vez más nos encontramos ante una mujer que vivió por cumplir con sus deberes reales. Una vida dura que se hubiera merecido un final mejor.
    Mil gracias por que venir aquí siempre es aprender y pasar un ratito muy agradable. Mil besos preciosa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasar por mi blog y leer mis entradas.
      Un besazo

      Eliminar
  12. Cuánto tiempo sin leer tus estupendos trabajos!!! Buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho tiempo apartada del ordenador pero ya de vuelta. Gracias

      Eliminar
  13. Hola Ambar, interesante la historia de Margarita. La inteligencia de ella no vendría bien ahora, más mujeres que tuvieran en el mando con la sensatez de Margarita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, mujeres y hombres inteligentes y sensatos es lo que necesita la política.
      Un beso

      Eliminar
  14. Se echaban de menos tus magistrales lecciones de historia que tanto enriquecen a los que no estamos muy puestos. Siempre un placer volver a tu casa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias David, es una suerte tener lectores como tu. Un beso

      Eliminar
  15. Se te extrañaba Ambar!!!

    Pobre mujer, con 24 años y viuda dos veces.....!

    Muy interesante historia, gracias Ambar.

    besos =))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esas cosas de la viudedad Margarita fue muy precoz. Gracias por pasar Liliana.
      Besos

      Eliminar
  16. Hola amiga Ámbar, olmo me alegra poder leer de nuevo nuestra historia casi olvidada. Ha sido un largo verano, y con tantas calores ni ganas de escribir, pero ya termino esa época aunque yo aún no volví a Madrid poco me queda al lado del mar.
    Te diré que de la serie Isabel recordaba a Margarita, y de verdad que me ha gustado leer su historia con tus palabras. Muchas gracias por compartir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Una mujer admirable, la pena es que no fueran reina, siempre en segundo plano. Un descubrimiento para mí esta mujer extraordinaria.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gobernó los Países Bajos durante mucho tiempo y lo hizo muy bien, su influencia fue muy positiva.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Me alegra mucho leerte de nuevo y disfrutar de estas historias tan interesantes.

    Culturales y excelentes.

    Un fuerte abrazo y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  19. Desgraciada en su vida personal, Margarita de Austria supo sobrellevar un pasado lleno de sinsabores para alzarse como una gran estadista, mecenas y mujer. De hecho siempre he pensado que Carlos, su sobrino, no hubiese sido el gran político que fue sin la dirección en la infancia de su tía. Me llama la atención su muerte pues no sabía de mujeres que sufrieran gota, una enfermedad más ligada a los hombres.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gota tiene una mayor incidencia en los varones pero también las mujeres pueden sufrirla sobre todo después de la menopausia. Parece ser que lo que llevó a la tumba a Margarita fue la gangrena que se inició en una de sus extremidades.
      Besos Carmen

      Eliminar
  20. No tenía ni idea de su historia. Difícil vida, la pobre.
    Gracias por estas lecciones de historia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Me alegra leerte de nuevo,Ambar! Haces muy amena la lectura, vaya vida la de Margarita de Austria.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me alegra tu visita. Gracias y besos

      Eliminar
  22. Pues si que fue una gran mujer, y madre de sus sobrinos, aunque la pobre no tubo suerte ni en el amor ni en la salud. Mil besicos cielo y gracias por enseñarnos tanta historia

    ResponderEliminar
  23. ¡Hola Ámbar!!!

    Que interesante historia nos muestras, querida amiga, me ha dado mucho gusto leerla, mas al mismo tiempo siento cierta pena por la poca y mala suerte que han tenido, todos morían muy jóvenes. Por tus explicaciones, Margarita era todo un cerebrito, y tampoco la acompaño la suerte en sus amores.
    Ha sido un inmenso placer leerte, plasmas la historia tan bien que se pasa un rato muy agradable y, no me acuesto sin saber una cosa más, que no sabía. Gracias.

    Te dejo mi gratitud e inmensa estima.
    Un abrazo y gracias por estar de vuelta.

    Se muy -muy feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En aquellos años pocos eran longevos y eso que eran gentes de la realeza, bien alimentados y pudiéndose permitir la mayor de las medidas higiénicas de la época, también cabe suponer que a su servicio estarían los mejores galeno. Puedes imaginarte lo que sucedía con el pueblo llano.
      Besos

      Eliminar
  24. Mas que ella, los que tenian mala suerte eran sus maridos. Eso si, gracias a sus matrimonios se conocio media Europa. Eso si, sentido del humor no le faltaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón sus maridos corrían peor suerte. Debía tener un gran sentido del humor y una gran dosis de sensibilidad.
      Un abrazo

      Eliminar
  25. Pese a tu prolongado silencio, hoy apareces con un interesante tema que nos atrapa desde el principio hasta el final.
    Margarita lo tenía todo, menos suerte con sus maridos.
    Era bella, inteligente, amante de las artes y la política y, por si fuera poco, también tenía sentido del humor, es algo que siempre he admirado.
    Por todo lo que le ha tocado hacer, ha sido una mujer adelantada al tiempo que le ha tocado vivir.
    Cierto es que no ha tenido suerte con sus maridos, pero Juan, que yo creo fue el amor de su vida, siempre ha sido enfermizo.
    Aunque le ha tocado cuidar de sus sobrinos, ha hecho con ellos un extraordinario papel de madre.
    ¡Lástima se muriese por una gangrena! en esa época la medicina aún estaba en pañales.
    Repito, me ha encantado.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado. Besos

      Eliminar
  26. Hola Ambar me alegro de tu regreso y de leer tus maravillosas entradas y para prueba de esta maravilla la que nos ofreces en esta ocasión.
    La vida de esta mujer fue admirable, la llevaban de aquí para allá para satisfacer los asunto políticos in importarles su opinión. Viuda muy joven al final decidió no volver a casarse y dedicarse a cuidar a los sobrinos y hacerse un lugar en la historia de España.
    Gracias Ambar por compartir esta entrada tan maravillosa.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
  27. De su inteligencia es prueba su sentido del humor manifestado como indica Pérez Priego con ese epitafio.
    Una mujer importante.
    Me alegro mucho de que sus problemas hayan mejorado. Bienvenida a este mundillo y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sentido del humor es propio de mentes inteligentes. Gracias por tu bienvenida dlt.
      Un abrazo

      Eliminar
  28. Interesante la vida de esta mujer
    Ejercer de madre de sobrinos es admirable.
    Me alegró tanntoo saber de ti.
    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  29. Muy buenos días, Ámbar: Sabes, el pueblo llano igual no morían tan jóvenes, puesto que su propio ambiente sería una vacuna contra los virus.

    Gracias a ti, querida amiga. Un abrazo y ten una placentera semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el pueblo llano sólo sobrevivían los fuertes, los débiles morían en la infancia. Gracias por tu visita.
      Besos

      Eliminar
  30. Que vida interesante y sufrida la de Margarita de Austria. Mirando la primera foto, se la ve una niña, locas costumbres las de esos tiempos de prometer en matrimonio a una criatura que no sabía nada de la vida y que valiente resultó ser.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubiera sido una buena reina de España de haber vivido D. Juan.
      Un beso Mariarosa.

      Eliminar
  31. Mujer valiente donde las haya, además de inteligente. Huérfana pero supo hacer de madre de sus sobrinos y además con mucho sentido del humor. ¿Qué más se puede pedir? Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y el comentario.
      Un beso Mara

      Eliminar
  32. ¡¡Qué GRAAAAN mujer!!

    ¡Gracias, gracias por traerla!

    Besos

    ResponderEliminar