miércoles, 28 de diciembre de 2016

Alejandra de Dinamarca, reina consorte de Reino Unido



Alejandra de Dinamarca



Christián de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg y Luisa de Hesse- Cassel se habían casado por amor. Christián estaba en la linea de sucesión al trono de Dinamarca pero no era más que un capitán de la Guardia Real con un salario bastante exiguo. Tras la celebración del matrimonio fijaron su residencia en el palacio Amarillo que, a pesar de su nombre, no pasaba de ser una gran mansión con la fachada pintada del color que le daba nombre. Fue en este palacio donde vino al mundo el 1 de diciembre de 1844 la princesa Alejandra a la que todo el mundo comenzó a llamar Alix. 

Ya hemos dicho que el sueldo de su padre era mas bien escaso y como consecuencia de ello, Alix compartía habitación con su hermana Dagmar - que habría de convertirse en zarina de Rusia- además de compartir con ella vestidos y adornos. Nunca faltó el cariño en aquella mansión que sus progenitores supieron convertir en un autentico hogar para los seis hijos que tuvieron: tres hijas ( Alix, Dagmar y Thyra) y tres hijos ( Frederick, Vilhelm y Valdemar). Supervisaron los padres la educación de los seis hijos y ante la falta de medios se convirtieron en sus maestros en muchas disciplinas. También podía verse a toda la familia paseando por Copenhage y practicando en público algunos deportes. Es posible que la naturalidad con que fue educada explique la tremenda facilidad que tenía Alix para conectar con la gente.

La Reina Victoria I del Reino Unido había decidido que era ya la hora de que su hijo Bertie, Príncipe de Gales, contrajera matrimonio. Pensaba que tal vez de ese modo acabaría por sentar la cabeza y se olvidaría de los líos de faldas en los que siempre estaba envuelto. Pidió consejo a su hija Victoria, princesa consorte de Prusia y ambas se pusieron a buscar candidata entre las princesas casaderas de Europa. 

Aunque en un principio ni la madre ni la hija deseaban una princesa danesa -debido a los conflictos territoriales que Prusia mantenía con Dinamarca- al final llegaron a la conclusión de que Alix era la más idónea y presentaron a la pareja. No obstante y a pesar de que a Bertie le gustó Alejandra no fue hasta un año y medio después que se decidió a pedirle matrimonio.

El 7 de marzo de 1863 el Victoria and Albert arribó al puerto de Gravesend con la princesa Alejandra a bordo, tres días después se celebraba la boda en la capilla de St George del castillo de Windsor. La corte todavía estaba de luto y la celebración de los esponsales no destacó por su magnificencia. 

Alejandra y Eduardo el día de su boda

Pocos meses después Federico VII de Dinamarca muere sin descendencia y el padre de Alejandra sube al trono con el nombre de Christian IX. Su hermana Dagmar se había comprometido con el zarevich de Rusia y su hermano Vilhelm se había convertido en rey de Grecia. Los Príncipes de Gales estaban por tanto emparentados con casi toda la realeza europea.

Alejandra disfrutaba de casi todas las cosas, era afable, cariñosa y divertida. Le gustaba bailar, montar a caballo, patinar sobre hielo e incluso cazar, algo que no dejaba de consternar a la reina Victoria. Se ganó muy pronto el cariño de la gente y también su admiración.
Tras la muerte del príncipe Alberto todo era oscuridad y tristeza en la Corte londinense, no se celebraban fiestas en palacio y la Reina Victoria vestía completamente de negro. La llegada de Alix supuso un rayo de luz entre la espesa niebla. 

Los príncipes se instalaron en Marlborough House, aunque su residencia favorita siempre fue Sandringham Hall, en Norfolk. La mayoría de los biógrafos opinan que este primer periodo de su matrimonio fue feliz aunque no son pocos los que dan cuenta de que la afición del príncipe de Gales por las mujeres no se vio mermada por el hecho de que hubiera contraído matrimonio y que a pesar de que tuvieron seis hijos, Bertie seguía coleccionando amantes. 

En enero de 1864 nació su primer hijo, según aseguraba Alejandra dos meses antes de tiempo, aunque sus biógrafos afirman que dado que todos sus hijos nacían antes de tiempo o bien ella tenía un problema, o bien quería ocultar la fecha probable del parto a la reina Victoria, a fin de no tener que soportar a su suegra durante tan difícil trance. 

A pesar de el difícil carácter de la reina Victoria, suegra y nuera se llevaban bien. De hecho Alejandra asumía algunas de las tareas que resultaban más pesadas para la Reina, y era ella quien acudía a inaguraciones, conciertos, visitas a hospitales y un largo etc de compromisos que resultaban agotadores a la Reina. Sólo en una cosa discrepaban: la manifiesta simpatía de Victoria I por todo lo alemán en contraposición a la profunda animadversión de Alix que, tras la invasión que sufrió Dinamarca por parte de Alemania, odiaba todo lo alemán. 

En 1867 y con el nacimiento de su tercer hijo, sufre un brote de fiebre reumática que estuvo a punto de costarle la vida y que le dejó una cojera como secuela. Varios fueron los brotes de esta enfermedad que sufrió a lo largo de los años pero ninguno fue tan terrible como el primero. 



Alejandra se había convertido en un icono de la moda. Era una mujer coqueta a la que gustaba vestir bien. Tenía una pequeña cicatriz en el cuello que, según ella la afeaba, razón por la cual siempre llevaba blusas y vestidos con cuello alto o gargantillas que prácticamente lo ocultaban. Puso de moda ese estilo y todas las mujeres de la alta sociedad acabaron llevando el cuello tapado. Tenía una gran afición por las joyas, probablemente debida al hecho de haber nacido en el seno de una familia de escasos medios. Las damas de la alta aristocracia la imitaban hasta el punto de que la mayoría de ellas andaba simulando una pequeña cojera, tal como lo hacía Alix. 

Pero poco a poco Alejandra fue aislándose socialmente. A los problemas de salud que representaba la fiebre reumática que padecía se unía una otosclerosis de origen hereditario, que la iba dejando progresivamente sorda. Optó entonces por pasar más tiempo con sus hijos - el último de los cuales había muerto al poco de nacer - y dedicarse con mayor pasión a sus grandes aficiones: la acuarela y la fotografía. Durante varios años tomo clases de pintura y desde 1879 poseía una cámara Kodak aunque sus primeras fotografías datan de 1885. 

En 1892 muere el mayor de sus hijos, Alberto Victor, a causa de una neumonía y la tristeza de Alejandra es tan profunda que sus hermanas, Maud y Victoria la animan a emprender juntas un viaje por el Mediterráneo a fin de distraerla pero, como ella misma decía, había enterrado su felicidad al enterrar a su hijo. No obstante el crucero le proporcionó la paz que necesitaba en aquel momento.



Alejandra se convirtió en Reina en 1901, a la muerte de la reina Victoria. No experimentó demasiados cambios su vida puesto que ya había asumido muchas de las tareas sociales de su suegra mientras era princesa de Gales. No llego a reinar ni siquiera una década puesto que Eduardo VII moriría en 1910 dejándola triste, confusa y aturdida según sus propias palabras. A pesar de que Bertie siempre tenía alguna amante, Alix se sentía querida por él. Bertie admiraba su belleza, su elegancia y su porte, su sentido del humor y su gran humanidad. Eran grandes compañeros y ella soñaba con ver crecer juntos a sus nietos. 

Su mundo empieza a tambalearse cuando estalla la Primera Guerra Mundial. El asesinato de su sobrino el zar Nicolas II y de toda su familia supone un golpe muy duro para la dulce Alix. No vuelve a viajar al extranjero y poco a poco se va apartando de la vida pública. Sus distracciones consistían en el cuidado de sus nietos y en las sesiones cinematográficas privadas que se organizaban en Sandringham. 

Su salud va siendo cada vez más frágil, a su sordera se unió una hemorragia retiniana que la dejó casi ciega, su memoria se va deteriorando y aparecen problemas de lenguaje. El 19 de noviembre de 1925 sufre un infarto del que no se recuperaría. Falleció al siguiente día. 

Unos días más tarde una de sus sobrinas escribió" toda su maravillosa belleza volvió a elle. Yacía en su lecho de muerte con una sonrisa de felicidad…..la fotografía de la paz."Fue enterrada en el castillo de Windsor.

68 comentarios:

  1. Vivir casi 81 años era un media bastante aceptable en aquellos tiempos, a pesar de todo y de las enfermedades que padeció; curiosamente casi lo mismo que vivió su suegra, si bien sin poder disfrutar de un largo reinado como el de ella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuvo feliz en su papel de segunda dama de la corte, ocupar el primer papel en el escenario no le produjo ninguna satisfacción añadida.
      Un abrazo Cayetano

      Eliminar
  2. Interesante Ámbar, desconocía totalmente los orígenes de esta reina ni tampoco sus relaciones con la reina Victoria, a la que conocía más por alguna película, me ha gustado leerte y saber un poco más de su historia.
    Saludos y aprovecho también para desearte un feliz 2017.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conxita por el comentario. Yo también te deseo un feliz año.
      Saludos

      Eliminar
  3. Muchas gracias por la nueva lección de cultura histórica.
    Feliz 2017.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Chema. Que tengas un feliz año.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Como dice Macondo gracias por esa nueva lección de cultura histórica, con esta interesante vida de Alejandra de Dinamarca narrada de forma muy amena. Te felicito una vez más por la forma en como nos cuentas la historia.
    Besos y felicidad para el nuevo año.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Puri por el comentario tan lleno de palabras agradables.
      Que tengas un Feliz 2017.
      Besos

      Eliminar
  5. contigo es como venir a una clase y encima aprendes divirtiéndote. Feliz 2017

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero contar con tus visitas el próximo año que deseo sea muy feliz y creativo para ti.
      Besos

      Eliminar
  6. Una bonita historia para cerrar el año. Feliz 2017.

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado mucho conocer la historia de Alejandra de Dinamarca convertida en reina y marcada también por el dolor y la enfermedad.Es de admirar su sencillez, elegancia y buen trato.
    Muchas gracias por compartir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuvo más marcada por el dolor de lo que pueda parecer, ni como esposa ni como madre tuvo la vida facil.
      Feliz Año Carmen.
      Un beso

      Eliminar
  8. Con su enfermedad le cambió su ritmo de vida, pero no obstante supo superarlo con otras actividades, sin duda el haber tenido cariño en su hogar influenció en su carácter y saber bien llevar todos los pasos de su vida.
    ¡FELIZ 2017!, Besos y buenos historias para el próximo año.

    ResponderEliminar
  9. Tener a Victoria como suegra tenia que ser todo un handicap. Muy interesante Ambar. Feliz año nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece ser que Victoria era el prototipo de la " suegra" que ninguna mujer querría tener. Alix tenía mucho paciencia y una gran capacidad para empatizar con la gente y eso la ayudo mucho.
      Feliz Año Ainhoa

      Eliminar
  10. Hola Ámbar, nos dejas una bonita e interesante lección de historia teniendo sus pros y sus contras como cualquier familia acomodada o sin acomodar…
    Me ha gustado mucho leerla pues no la conocía y, gracias a ti que nos vas introduciendo en las vivencias de estos grandes personajes de todos los tiempos que muchos de nosotros desconocemos, gracias reina.

    Te dejo un abrazo inmenso, mi gratitud y mi gran estima.
    Ten un alegre fin de año y, una feliz entrada en el 2017, que sea muy próspero y se vean
    Tus sueños realizados.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marina por tu comentario y tus buenos deseos para el próximo año. No te quepa duda de son reciprocos.
      Un gran beso

      Eliminar
  11. Hola Ambar:
    Cumplió para lo que fue educada y lo hizo brillantemente. Me agrada que haya teido una sonrisa en su lecho de muerte. Fue feliz.

    Feliz año Ambar. Todo lo mejor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si fue feliz pero, sin duda, siempre hizo gala de una gran dignidad, de un gran sentido del deber y de mucha sensibilidad.
      Gracias Manuel y feliz año para ti también.

      Eliminar
  12. La Reina Victoria no era una mujer fácil, según creo, así que si Alejandra pudo llevarse bien con ella, esto denota su gran inteligencia y "savoir faire", en lo que mucho tendrá que ver la educación y el cariño que recibió en su casa.

    Mil besos para ti también y super-felicidades en este
    nuevo año que estamos por comenzar. A veces no somos conscientes
    de los dones (como la salud) que recibimos a diario, a pesar de
    las circunstancias de la vida, que son eso;
    circunstancias.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mayor don que podemos recibir y poseer es la salud. Probablemente sea por deformación profesional pero lo cierto es que nunca he pedido otra cosa.
      Que tengas un magnífico año Myriam. Mil besos

      Eliminar
  13. PD- Sólo quien ha perdido un hijo,
    puede entender la dimensión del dolor
    que eso significa.

    ResponderEliminar
  14. Interesante vida la de esta reina, que a pesar de las infidelidades de su marido, parece ser que eso no la hizo infeliz, en aquellos tiempos era lo habitual. Eso sí, la pérdida del hijo, sin duda la dejaría destrozada, porque es bine cierto eso que se dice de que una madre o padre, no debería nunca enterrar a un hijo.

    Saludos y Feliz Año 2017. Ojalá sea mejor que el 2016, que en mi caso ha estado lleno de hechos desagradables y luctuosos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perder un hijo debe ser el mayor dolor que pueda sufrir un ser humano. Alejandra no volvió a ser la misma desde que murió Alberto Victor.
      Espero y deseo que 2017 sea un año feliz que te compense de todos esos hechos desagradables que has sufrido durante este año. Un abrazo

      Eliminar
  15. Otra buena lección de historia Ambar! Interesante vida!
    Un abrazo y feliz 2017
    Carmen

    ResponderEliminar
  16. Hola Ámbar, que el amor trasforme tu vidas hoy, mañana y siempre. Y te deseo suficiente felicidad, para que tu alma esté siempre llena de vida. Gracias por tu compañía.
    Feliz Año Nuevo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cristina. Feliz Año para ti también.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  17. Hola Ambar:
    Te deseo un maravilloso 2017!!
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Celia, yo también deseo que tengas un estupendo año.
      Un gran beso

      Eliminar
  18. Que tengas un año excelente, Ambar y nos sigas deleitando contándonos trocitos de historia de forma tan mágica.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rita lo mismo te deseo y ojalá que durante el 2017 nos sigas enseñando tantas cosas a través de tu blog.
      Un montón de besos

      Eliminar
  19. Feliz 2017 Ambar!!!
    Lo mejor para el nuevo año

    Abrazo =))

    PD: luego vuelvo a leer 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente Liliana. Mil besos

      Eliminar
    2. Me ha gustado mucho conocer la historia, como siempre.
      Hablando de felicidad, ella la enterró con su hijo mayor, sin embargo el viaje le ayudó a sentirse mejor; lo digo porque nadie es responsable de nuestra felicidad, sólo nosotros.

      Gracias Ambar =)))

      Besos

      Eliminar
  20. Una gran historia que, como siempre, has relatado de forma excelente.

    Te deseo un año 2017 muy feliz.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Buenísima lección de historia que no conocía y me interesa porque soy investigadora sobre los diferentes tipos de personas sordas. Sin duda la calidad humana de sus padres y la educación que le ofrecieron la prepararon para la misión que la vida le tenía encomendada: ser reina consorte y hermana, madre, tía y abuela de reyes! Agradecida por la informacion les deseo a todos un feliz 2017 desde Venezuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy yo quien te agradece que hayas pasado por estas páginas y el comentario. Siempre serás bienvenida.
      Feliz Año. Saludos

      Eliminar
  22. Es sorprendente comprobar como en una familia de escasos medios aunque con sangre real se pudieran llevar a cabo tan ventajosos matrimonios para al menos dos de sus hijas. Y aunque Alix fuese una mujer de carácter no me puedo imaginar intentar hacerse un hueco en una corte dominada por su todopoderosa suegra la reina Victoria. No me extraña que ocultase las fechas de sus partos por no tenerla encima.
    Un beso y Feliz 2017

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En las relaciones personales siempre dio muestras de poseer una gran capacidad de empatía y diplomacia. Con su suegra - teniendo en cuenta el carácter dominante de Victoria I- lo bordó y consiguió el respeto de ésta y vivir relativamente a su manera.
      Besos Carmen.

      Eliminar
  23. De agradecer siempre son estas clases de historias, contadas de forma que no aburren y que de verdad se aprenden.
    Gracias por estar un año más al que sumar.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De agradecer es que pases por aquí y dejes tu comentario.
      Que tengas una hermosa noche de Reyes, seguro que te dejan lo que les pidas.
      Besos

      Eliminar
  24. Me ha gustado muchísimo la historia de Alix. Como cuentas la historia, Ambar, es magnífico. No sabes cuanto disfruto con tus relatos.
    Te deseo un feliz año y que podamos estar juntas a través de la blogosfera.
    Un abrazo, bien grande para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado. Yo también deseo que podamos seguir comunicándonos a través del mundo de los blogs.
      Que tengas un buen año y una buena noche de Reyes. Seguro que en Guardo será muy especial.
      Besos

      Eliminar
  25. Sus descripciones se describen de manera muy interesante, y realmente disfrutar de la lectura. Siempre hay algo nuevo y averiguar lo agradecerán. Życze maravillosos 2.017 años!

    ResponderEliminar
  26. En esta Europa en la que todos nos hemos pegado con todos es común que haya rencillas pendientes, pero basta con viajar un poco y conocer algo de la cultura de cada país para descubrir que no somos tan diferentes.

    Curiosas aficiones las suyas. Me llamó la atención lo de sus fotografías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tuyo no es viajar un poco sino mucho y dado la diversidad de países que has visitado te considero un experto en las distintas culturas. Si tu dices que no somos tan diferentes verdad será.

      Eliminar
  27. Hola Ámbar, paso por aquí menos de lo que quisiera, pero no quiero dejar por más tiempo el desearte un ¡buen año!, por eso he venido y para leer algunas de tus publicaciones. Me ha gustado mucho saber que esta reina cultivó variadas aficiones, que poseía cualidades físicas y morales que le hicieron ser querida, y además tuvo temple para sobrellevar las infidelidades, por lo demás, el dolor de las pérdidas y las enfermedades como en cualquier otra biografía.
    Gracias por traernos a tantos personajes, por tu mirada y por la crítica histórica de todas tus entradas. Feliz año para ti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasar, por leerlo y por dejar tu comentario.
      Que tengas un gran año Loli.

      Eliminar
  28. Una mujer admirable y llena de inquietudes.
    Feliz año.

    ResponderEliminar
  29. Pese a las dificultades, enfermedades y contratiempos, propios de nuestra naturaleza humana, no parece su vida marcada por la desgracia. Resignada y equilibrada, puede que fuera una mujer razonablemente feliz, quizás.
    Un abrazo, Ambar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que fuera feliz porque la resignación y el equilibrio son necesarios para alcanzar un estado de razonable felicidad.
      Un abrazo

      Eliminar
  30. Gracias por tanto y bueno, que nos enseñas. Muy interesante y bonita historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasar y por el comentario.
      Un abrazo

      Eliminar
  31. La verdad es que nada sabía de esta historia y es bien interesante.
    Todo ese parentesco entre naciones debería brindar más armonía entre reinos.
    Para que su buen humor simpatía y buena disposición, no fue suficiente paliativo para sus dolores.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría de las familias reales están emparentadas entre si. Gracias por comentar.
      Besos

      Eliminar
  32. No se nada de historia de princesas del lejano pasado

    saber siempre es bueno,gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Magdeli. Gracias por la visita

      Eliminar
  33. Ámbar, cuanto aprendemos contigo, amiga. Es una historia súper interesante, me encanta como Alejandra supo lidiar con su vida en un entorno nada fácil: y lo peor fue la muerte de su hijo. En aquellos tiempos no había medicamentos y se moría jóvenes por un simple "resfriado" Me ha gustado leerte, Ámbar. Todavía no estoy en forma, pero voy poco apoco.

    Te dejo mi gratitud, e inmensa estima. Un abrazo y se muy muy feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marina. Un placer contar con tu visita.
      Besos

      Eliminar