martes, 13 de diciembre de 2016

Carlota de Bélgica. Emperatriz de México




Carlota, Emperatriz de México. Winterhalter



Era la una de la madrugada del 7 de junio de 1840 cuando venía al mundo en el castillo de Laeken una niña que sería la última de los hijos de Leopoldo I de Bélgica y de Luisa María de Orleáns. Como ya tenía dos hermanos mayores vivos, Leopoldo y Felipe, la descendencia por vía masculina estaba asegurada así que cabe suponer que su nacimiento supondría una alegría. 

Desde pequeña se distinguió por su inteligencia y por su enorme precocidad de la que queda constancia en las cartas que María Luisa de Orleáns escribía a su madre, la Reina de Francia María Amalia de Borbón-Dos Sicilias. De sus abuelas ésta sería la favorita de Carlota y con los años se convertiría en su confidente. 

Carlota que también era la favorita de su padre, fue educada como sus hermanos; aprendió idiomas, historia, filosofía y política y algunos autores como Iturriaga, Kervoorde y De Grecia coinciden en afirmar que había sido educada para gobernar. Cuando contaba 10 años murió su madre y aunque su padre y hermanos se volcaron en ella, Carlota pasó por momentos de profunda tristeza y melancolía. 

Con el paso de los años Carlota se había convertido en una hermosa joven, preparada para entrar en el conjunto de princesas casaderas a la espera de marido. No estaba ella destinada a un matrimonio de conveniencia - aunque si fuera conveniente - sino a un matrimonio por amor al menos por su parte. En 1856, cuando Carlota contaba 16 años aparece por la corte belga el Archiduque Maximiliano de Austria, hermano del emperador Francisco José y cuñado de la famosa Sissi. 


Maximiliano de Habsburgo. Winterhalter. 1864


Maximiliano tenía entonces 24 años, era rubio, guapo, de ojos azules, alegre, amante de los placeres y con una sonrisa encantadora. Carlota se enamoraría de inmediato pero no ocurriría lo mismo con Maximiliano. El Archiduque había conocido cuatro años antes a María Amelia de Braganza y ambos jóvenes se habían enamorado y prometido en matrimonio. Desgraciadamente Maria Amelia murió apenas un año después de que se conocieran dejando destrozado a Maximiliano. Así pues, cuando conoce a la princesa belga todavía no se había recuperado del trauma sufrido. Carlota viendo que Maximiliano se marchaba y que su amor no era correspondido entraría en crisis, dejaría de comer y se pasaría el día en la cama con una tristeza profunda. Su padre apela a la Reina Victoria I de Inglaterra para que actué de intermediaria y le escribe: "Charlotte es una joven impresionable y parece haberse enamorado del Habsburgo con novelesco frenesí". 

Finalmente y después de que la reina Victoria moviera algunos hilos y - habida cuenta de que Leopoldo I era un hombre muy rico que dotaba a su hija de una cuantiosa dote -, Maximiliano pide la mano de Carlota y la pareja contrae matrimonio el 27 de julio de 1857 en la catedral de San Miguel y Santa Gúdula de Bruselas. 

Se instalan en Italia ya que el Emperador Francisco José, a instancias de Leopoldo I, les había concedido el virreinato de Venecia y de Lombardía. Fueron tiempos felices, Carlota seguía muy enamorada de su esposo y como su inteligencia y sus conocimientos sobre política eran mayores que los de él, se convertiría en su principal consejera en los asuntos de gobierno. 



Carlota y Maximiliano en 1857. Colección real de Bélgica

Dos años después, tras estallar la guerra entre Austria, el Piamonte y Francia, los austriacos pierden el control del norte de Italia y Maximiliano y Carlota se ven obligados a huir a Trieste instalándose en el castillo de Miramar. Aquí vivirán los siguientes cuatro años sin tener nada que hacer. Esta situación  de inactividad hunde a Carlota en un nuevo cuadro depresivo. 

Mientras tanto en Mexico gobernaban los liberales con Benito Juárez como Presidente. Acababa de terminar la Guerra de Reforma y el país se encontraba arruinado y endeudado con Francia,Inglaterra y España. Napoleón III consideraba que crear en México un estado satélite sería una manera de cobrar la deuda y con tal fin invadiría Mexico, lo que obligaría a huir a Juárez. Era el mes de junio de 1863, un mes después la Asamblea de Notables reunida en la capital, nombra a Maximiliano Emperador de Mexico. 

Es el propio Napoleón quien escribe a Maximiliano para darle la noticia y ofrecerle su ayuda, asegurándole que sus tropas continuarán en México para darle respaldo. Incredulidad, estupefacción y probablemente miedo fueron los primeros sentimientos del Archiduque, por el contrario, a Carlota la idea de convertirse en Emperatriz y poder gobernar la entusiasmó. 

En mayo de 1864 desembarcan en Veracruz. No hay aclamaciones en las calles, nadie acude a recibirlos y dado que el Palacio Real estaba en ruinas se instalan en el Castillo de Chapultepec. Carlota ya hablaba español correctamente. Con el paso de los meses los nuevos Emperadores se dan cuenta de que nada de lo que les habían prometido era cierto. Los liberales no les querían, los conservadores no les apoyaban y los franceses consideraban que no defendían debidamente sus intereses. Carlota deja escrito en su diario "Nos prometieron que encontraríamos la paz a nuestra llegada, pero nada más lejos de la realidad". 

La relación entre los esposos era buena, seguían colaborando y de hecho en los múltiples viajes que hacía Maximiliano por las provincias mexicanas, era Carlota quien quedaba como regente. No obstante dormían en habitaciones separadas y la relación marital era inexistente. Esta situación dispararía los rumores sobre una posible impotencia del Emperador.

Dos años después Napoleón III decide retirar a sus tropas y ante éste abandono Maximiliano considera que debe abdicar, pero Carlota no se lo permite. El Emperador, aún en contra de su voluntad, acepta el consejo de su esposa. Ese mismo año el padre de Carlota, Leopoldo I fallece y empiezan a manifestarse en ella los primeros signos de desequilibrio psíquico. 


Castillo de Chapultepec

La Emperatriz no come, apenas duerme y frecuentemente tiene accesos de cólera pero, decidida a ayudar a su marido emprende viaje a Europa. No era la búsqueda de ayuda la única razón por la que abandona México, según algunos historiadores Carlota se hallaba embarazada y el embarazo no era de su imperial marido, con quien seguía sin mantener relaciones maritales. 

Su intención al llegar a Europa era entrevistarse con Napoleón III y conseguir de nuevo su apoyo militar. Como cabía esperar el Emperador francés no se dejaría convencer y como consecuencia de ello el estado psíquico de Carlota empieza a deteriorarse. 

Sale de Francia y acude a Roma para solicitar la ayuda de Pio IX . Según nos cuenta Vallejo-Nájera: "Su Santidad observa con estupor cómo Carlota se agita de manera convulsa, saliendo de su boca una catarata de palabras en cinco idiomas que se entremezclan. De pronto dicen que tiene miedo, que Napoleón y Eugenia la han envenenado y , sin dilación, se introduce cuatro dedos en la boca para vomitar el tóxico". Sigue gritando que Napoleón y su esposa Eugenia de Montijo quieren envenenarla y se niega a abandonar el Vaticano. Carlota acaba de sufrir la eclosión de un cuadro psicótico que los expertos calificaron de esquizofrenia. 

A Roma acude su hermano Felipe, conde de Flandes, para hacerse cargo de ella y la traslada al castillo de Miramar. Los doctores Reidel y Jilek han sido llamados a consulta y ambos dirían que la emperatriz sufría "una grave manía persecutória". Ninguno de ellos hace referencia a un posible embarazo. Maximiliano  recibiría un telegrama con el siguiente texto: "Su Majestad la emperatriz Carlota ha sido golpeada el 4 de octubre, en Roma, por una grave congestión cerebral. La augusta princesa se ha trasladado a Miramar". 

México era un polvorín y Maximiliano, tras perder todos los apoyos, es apresado en mayo de 1867. Se le juzga y se le condena a muerte. El 19 de junio es fusilado. Para no agravar su estado nada se le cuenta, en aquel momento, a su esposa. 

Carlota nunca vería a su hijo, si es que realmente lo tuvo.  Respecto a la identidad de éste - La Casa Real Belga siempre guardó silencio - se ha dicho que se trataría del el general Maxime Weygand. Según el historiador francés André Castelot el propio Leopoldo III le habría confirmado que la paternidad de Weygand correspondía al general Van der Smissen”. Este militar se encontraba en Mexico en 1866.

En 1996, la historiadora belga Laurence van Ypersele, profesora de la Universidad Católica de Lovaina, publicó un libro que venía a resumir el estudio psicopatológico que había realizado al analizar las cartas escritas por Carlota durante su largo encierro, cartas que nunca llegaron a sus destinatarios pero que, concluye la historiadora, por su graforrea parece sobrepasar la mera etiqueta de esquizofrenia. 

De Miramar la trasladan a Tervueren y de aquí al castillo de Bouchout . Allí pasaría las siguientes décadas sobreviviendo a ese mundo que había conocido y que se derrumbaba a su alrededor. Murió a consecuencia de una neumonía el 19 de enero de 1927. Tenía 86 años, sesenta de los cuales los había pasado encerrada.

71 comentarios:

  1. 86 años de hace dos siglos en toda una longevidad.
    Muy interesante, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fueron 86 años, aunque me imagino que le debieron parecer muchos más.
      Gracias

      Eliminar
  2. Muy interesante como siempre...sólo una aclaración, el Castillo de Chapultepec se encuentra en la Ciudad de México, claro desembarcan en Veracruz, pero se trasladan a la Ciudad de México.

    Pobre mujer, vivir sesenta años encerrada =(

    Gracias Ambar, besos =))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía claro que el castillo de Chapultepec está en Ciudad de México. Maximiliano contrató arquitectos para su remodelación e hizo construir una avenida que lo conectaba con el centro de la ciudad pero, a veces, al intentar resumir en pocas lineas la vida de un personaje se omiten muchas cosas y se puede dar lugar a equívocos.
      Muchas gracias por la aclaración y besos.

      Eliminar
  3. Víctima de su enfermedad, pero también de las circunstancias en las que le tocó vivir. Independientemente de la posible impotencia de su esposo, es posible también que él nunca estuviera enamorada de ella, por lo que tuvo que buscar una compensación fuera que no llegó a centrar su vida, sino posiblemente todo lo contrario.
    Un abrazo, Ambar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No parece que estuviera enamorado. Su primer amor - el hecho de que muriera hizo que lo idealizara - marcó su vida sentimental. El padre de Carlota era muy rico y ella tenía una buena presencia, motivos más que suficientes para un matrimonio de conveniencia.
      Un abrazo Cayetano

      Eliminar
  4. Triste vida de una mujer, una vida que prometía ser próspera y llena de glorias al nacer y se volvió todo en su contra. Un beso amiga mía y mil gracias por estos ratos de lectura!!

    ResponderEliminar
  5. México y Brasil fueron quienes tuvieron casa reales en América, luego de la independencia de las colonias. En el caso de brasil, menos traumático que México.

    Un brote psicótico en toda regla, lo que se produjo en el Vaticano. Quizás la muerte de su madre abrió la veda de esa esquizofrenia, que sigue estando presente en nuestros genes...Un 1% de la población la padece y es constante desde que el hombre es hombre...

    Muy bueno. Sabía de Maximiliano, pero no de la Emperatriz.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un brote psicótico "de libro" como se suele decir. Como consecuencia del mismo Carlota fue la primera mujer, que se sepa, que ha pasado una noche en el Vaticano.
      Besos Manuel

      Eliminar
  6. No me extraña que se volviese loca, esa vida es para que tuviese manía persecutoria, y es que no parece que sea fácil tener que vivir una vida así. Siempre me gustan tus entradas, cada día conozco a nuevos personajes que se supone que serían la envidia del mundo, después leo que nada es lo que parece, y cómo afecta al día a día a Reyes, reinas, emperatrices, y princesas. Total que no merece la pena nacer en buena cuna, porque eso no te exime de una mala vida. Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cuanto me alegra que te gusten mis entradas. Gracias por el comentario.
      Besos

      Eliminar
  7. Cuando estuve en Méjico visité el Castillo de Chapultepec, precioso!, pero también causa una tristeza cuando piensas en todas las luchas y el final que tuvo Maximiliano.
    No sé si has visto una vieja película Juarez de la Bette Davis, es bastante buena, la puedes conseguir por Internet seguramente,
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he visto esa película. Intentaré conseguirla.
      Gracias, un beso

      Eliminar
  8. Un brote psicótico que hizo que otra desdichada mujer de la realeza se convirtiera en una mujer privada de libertad, de castillo en castillo...

    Triste vida la de la emperatriz de México, y final terrible el del emperador.

    En cuanto a la impotencia de Maximiliano, yo, como don Cayetano, me decanto más por la falta de amor de este hacia ella.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubo muchas especulaciones respecto a la sexualidad de la pareja imperial, desde la impotencia de Maximiliano a el hecho de que él padeciera una enfermedad venérea que no deseaba contagiar a Carlota. También se dijo que Maximiliano tenía una amante en México pero, nada de todo esto ha sido confirmado. Nos quedamos con la duda.
      Saludos dissident

      Eliminar
  9. ¡Vaya vida! Como una mujer puede llegar a esa situación. La mente es imprevisible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La esquizofrenia es una enfermedad compleja y terrible.
      Un abrazo Valverde

      Eliminar
  10. Que triste historia.
    ¡Pobre mujer!
    Ya desde la muerte de su madre, comenzó a sufrir. Yo creo que le faltó amor por parte de su marido y de la gente que le rodeaba.
    Muy interesante, como siempre.
    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era una enferma, la esquizofrenia, en la mayoría de los casos, no se manifiesta hasta la adolescencia o hasta los primeros años de vida adulta. Gracias por el comentario.
      Besos

      Eliminar
  11. Triste enfermedad. Una historia que desconocía y me ha parecido muy interesante.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Amalia. Muchas gracias por pasar.
      Un beso

      Eliminar
  12. ¡Una historia muy interesante! De las que enganchan de principio a fin.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Es una historia muy interesante, y es lamentable la historia tan trágica de la Emperatriz. Es más probable que Carlota enloqueciera por predisposición que por agentes externos, ya que Carlota era un costal de sentimientos reprimidos, y su personalidad, arrastraba largos duelos. Lo que no se como no enloqueció antes, ante tanta adversidad.
    Ambar, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde pequeña dio muestras de poseer un carácter inestable, indudablemente los agentes externos sólo actuaron como detonante.
      Besos Cristina

      Eliminar
  14. No conocía la triste historia de esta emperatriz.Se casó prematura y con una persona que no le amaba;su carácter frágil e inestable no pudo superar tantos desengaños.
    Todo lo que cuentas es muy interesante.
    Deseo que pases una muy feliz Navidad junto a tus seres queridos.
    Un fuerte abrazo Ambar







    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado la entrada. También yo te deseo una Navidad muy feliz.
      Besos

      Eliminar
  15. Una mujer con tesón y dispuesta a luchar por lo que quería. Una lastima nacer y crecer y acabar en el mundo de los pactos los gobiernos siempre tan llenos de dobles juegos. Otra desdichada del club de Juana de Castilla. Demasiados años encerrada mientras el mundo de olvida de ella. un abrazo y felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que vivió más tiempo encerrada que en libertad pero aún cuando estaba a punto de morir recordaba a su marido " el hermoso extranjero de cabellos rubios".
      Besos Ainhoa

      Eliminar
  16. Que excelente historia, me ha encantado. Gracias por contárnosla.

    Paz&Gracia

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasar por aquí y por el comentario.
      Saludos

      Eliminar
  17. ¡Madre mía! Sin madre tan niña, sin ser correspondida y quizás impotente su amado, muere su padre... No me extraña nada su desequilibrio mental y para colmo desde los 26 años encerrada... ¡Qué triste, y pensar que mucha gente envidia la vida de la realeza! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si de niñas supiéramos como es la vida de las princesas seguro que no desearíamos ser una de ellas.
      Besos Mara

      Eliminar
  18. Me gusta mucho tu presentación de Carlota. Conocía la historia de Maximizando y Carlota, pero me había hecho una idea de que ella. además de inteligente, amén de su posterior brote psicótico y esquizofrenia, era una mujer muy ambiciosa. Hoy, a través de tus líneas, me inclino la pensar que lo que la movió a no dejar que Maximiliano abdicara, fue, en gran medida. su "horror vacui" -o posible temor a caer en una depresión endógena- Ella necesitaba actividad, sentirse útil, gobernar y por qué no, amada, pero las circunstancias políticas y familiares fueron tales que desencadenaron aquello que tendría latente y se quebró.

    Un gran abrazo y felices fiestas con mucha luz.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente ella era inteligente, ambiciosa y necesitaba actividad. Había sido educada para llevar las riendas y no se conformaba con menos pero la esquizofrenia estaba latente y apareció en el momento en el que la debilidad emocional de Carlota era mayor.
      Besos y felices fiestas

      Eliminar
  19. Volveré para leerlo detenidamente y disfrutarlo como a mi megusta, ahora mi tiempo es limitado.

    En estas fechas y siempre reine la Paz.
    La alegría, Unión y Armonía familiar, en todos los hogares de la tierra y en cada rincón del cosmos.
    Que la felicidad se asome a tu ventana y se quede siempre contigo.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus buenos deseos que desde luego son recíprocos.
      Besos y feliz Navidad

      Eliminar
  20. ¡Que triste historia esta, amiga!. Interesante y desconocida para mi como tantas otras que nos compartes. Siempre un placer seguirte. Ten unas fiestas muy felices. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias David. Felices fiestas también para ti
      Un abrazo

      Eliminar
  21. Hola guapísima !!!
    Lo que me siempre me llamó la atención es que a México hubiera llegado la Realeza, cuando en ese país son tan ajenos a la monarquía, jerarquías y costumbres. Simple interés político, económico y de poder, como tantos acontecimientos históricos.
    Desde luego la papeleta que jugaron allí Maximiliano y Carlota tuvo que ser duro, tan lejos y tan incomprendidos. Me ha encantado descubrir aspectos de ella que no conocía y no he podido menos que recordar Juana la loca en algunos momentos de tu entrada. Larga vida llevaron, pese a estar encerradas.
    Me ha encantado Ambar.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un cierto paralelismo entre Juan I y Carlota, ambas pasaron la mayor parte de su vida recluidas y ambas padecían una enfermedad mental. Gracias por el comentario.
      Besos

      Eliminar
  22. Su vida la de Carlota , fue penosa según he leído y para colmo de males terminar con esa enfermedad que también se produce por excesos de desgracias...
    Muy amena esta presentación Ambar
    Cristal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar y por el comentario.
      Un beso Cristal

      Eliminar
  23. Madre mía pobre mujer, la mente juega malas pasadas. Sin duda su vida a partir de su matrimonio le jugó una muy mala! Tantos años sufriendo...
    Un placer leerte Ambar. Un abrazo y que tengas unas Felices Fiestas!!!
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen. Felices Fiestas también para ti.
      Un beso

      Eliminar
  24. Me fascina tu forma de adentrarnos en la historia, Ámbar. Nefasto destino el de esa mujer.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Hola Ámbar!!!

    Que alegría me das, amiga, estaba pensando en mi familia bloguera, o sea en todos vosotros. Siento en el alma no poder llegar a todos vosotros. Me quedé sin ordenador y escribo con mi móvil lo cual me tesul muy incomodo.
    Y por otra parte no paso un buen momento, estoy Tratándome y espero que todo pase y vuelva a la normalidad. He leído esta interesante entrada la cual desconocía esta penosa historia, mas siempre habrá historias que otras generaciones contarán. Algunas bonitas y otras tristes como esta que pone la piel de gallina.

    Un abrazo grande con mis mejores deseos de felicidad para ti y tu familia, en estas fiesta naviñas y año nuevo. Y no solo en estas fechas, sino todos los días de la vida.

    Besiños, querida amiga.

    ResponderEliminar
  26. Muchas gracias Marina. Mis mejores deseos de felicidad para ti y los tuyos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Ámbar, mis mejores deseos para ti, en esta navidad. Que el amor te abrace siempre, para así poder seguir caminando en esta vida, y que año 2017, este lleno de Amor, Paz, Esperanzas y muchos éxitos.
    Feliz Navidad!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cristina. Lo mismo te deseo.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  28. Es interesante observar cómo las relaciones personales y de parentesco saltan de un país a otro y cómo ambos lados del Atlántico están conectados en un mundo que poco a poco iba haciéndose global.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La globalización no empezó ayer como cree la mayoría. Gracias por el comentario Tawaki

      Eliminar
  29. Una mujer que ascendió a los cielos palaciegos y se hundió en la más temible de las pesadillas por el mismo motivo: una corona en un país que no creía en la monarquía, un rey que no era aceptado por sus súbditos, un emperador impuesto que fue pasado por las armas por el mero hecho de seguir unas leyes internacionales equivocadas.
    Las frases pueden parecer siempre lo mismo, pero los buenos deseos son sinceros.
    Un besazo. Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la vida de Carlota hubo muchos vaivenes emocionales y en el último bajo a los infiernos.
      También yo te deseo una Feliz Navidad y una año lleno de cosas buenas.
      Un abrazo

      Eliminar
  30. Triste pero muy interesante. Una nueva historia que desconocía. Gracias.
    Querida amiga, os deseo unas Felices Fiestas para ti y tu familia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel por pasar y por tus buenos deseos. Que tengas una Feliz Navidad.
      Un abrazo

      Eliminar
  31. “La Navidad es la temporada para encender el fuego de la hospitalidad en el salón, y la genial llama de la caridad en el corazón“ Washington Irving
    Feliz Navidad y mi cariño. Volveré en el 2017 superando este parón. Gracias por estar siempre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz Navidad Katy. Gracias por pasar.
      Un beso

      Eliminar
  32. Sin apenas tiempo para nada, ya verás que tengo abandonado mi blog, no quisiera que se pasasen estos días sin desearte una muy FELIZ NAVIDAD en compañía de tu familia.
    Deseo también que el nuevo año, te traiga bendiciones, amor y felicidad.
    Cariños en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  33. Como ya pasé por aquí sólo vuelvo a desearte que pases unas felices fiestas. ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  34. Que o espírito natalino traga aos nossos corações a fé
    inabalável dos que acreditam em um novo tempo de paz , amor ,
    solidariedade e acima de tudo fé que renova nossas esperanças
    num mundo mais humano sem dor e sem guerra.
    Meu agradecimento pela sua amizade
    sua sincera amizade.
    Feliz e abençoado Natal.
    A você e todos da sua família e amigos.
    Um abraço forte meu eterno carinho.
    Voltarei a postar e visitar antes da virada
    para um novo ano.
    Evanir..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasioles, Mara, Evenir, muchas gracias por vuestros buenos deseos que son también los mios respecto a vosotras.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  35. Muy interesante la historia que nos traes hoy Ambar,pobre Carlota y Maximiliano!!.

    Abrazos navideños.

    ResponderEliminar
  36. Boa tarde, excelente publicação do conhecimento.
    Feliz ano de 2017 com a concretização de todos os sonhos,
    AG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar por este blog y por su comentario.
      Feliz Año.

      Eliminar
  37. Tienes que perdonarme pero se me pasó el venir por aquí, y cuando vengo me encuentro con esta biografía tan interesante.
    Pobre mujer ya desde niña sin el amor de una madre y luego el resto de su vida vivir al lado de un hombre que no te ama .
    Fue por lo que cuentas una gran mujer que supo estar al lado de su marido tanto en los buenos momentos como en los malos.
    Te felicito Ambar por esta entrada que al igual que todas las que nos ofrecen es muy interesante.
    Besos
    Puri

    ResponderEliminar
  38. Había estudiado en su momento lo de Maximilian y su paso por México pero no conocía bien la historia y me ha gustado saberla desde la perspectiva de ella, aunque la historia es realmente muy triste, pobre mujer.
    Saludos

    ResponderEliminar
  39. Lo prometido es deuda y vuelvo para leerlo detenidamente.
    Pero que triste y que vidas más dolorosas y complicadas, cada uno mira por sus propios intereses, nada más importa, sino llegar al poder y mantenerse.
    Un abrazo
    Ambar

    ResponderEliminar