sábado, 13 de febrero de 2016

Alberto Victor, duque de Clarence







Nacido el 8 de enero de 1864, fue el primer hijo del entonces Príncipe de Gales, Alberto Eduardo, y de Alejandra de Dinamarca y por tanto, nieto de la reina Victoria I del Reino Unido. Nació prematuramente y tal vez, de esta circunstancia, pudieron derivarse sus problemas de aprendizaje. 

Al ser el segundo en la linea de sucesión, su educación fue considerada un tema de Estado y la propia Reina estableció su programa de formación nombrando como tutor del pequeño príncipe a John Dalton. Como apenas año y medio después de su llegada al mundo había nacido su hermano Jorge se decidió que ambos estudiaran juntos. Así iniciaría este príncipe una corta vida, jalonada por los escándalos. 

No destacaba Eddy - ese era su diminutivo familiar - por su inteligencia ni tampoco por sus habilidades. En palabras de su tutor su mente estaba "aletargada" y en palabras de su hermano Jorge "era un vago". Tenía dificultades con los idiomas y tan solo logró aprender danés gracias a los esfuerzos de su madre.


Alberto Victor con sus padres

Durante tres años, ambos príncipes, sirvieron como cadetes navales y realizaron un viaje por todo el Imperio Británico acompañados, lógicamente, por Dalton. A su regreso ingresó en el Trinity College de Cambridge donde demostró que no tenía ningún interés por nada que tuviera que ver con el intelecto, así que su real familia decidió que lo mejor era nombrarle oficial del Décimo Regimiento de Húsares. El historiador A. Coock, en un intento de lavar la reputación de Eddy, afirma que la falta de progresos académicos del príncipe se debía, en gran parte, a la educación tiránica impartida por Dalton.

En julio de 1889 la Metropolitan Police Service descubriría un prostíbulo masculino en la calle Cleveland de Londres. En aquella época la sodomía era considerada un delito en el Reino Unido y durante los interrogatorios a quienes ejercían la prostitución en aquel lugar, uno de los encausados facilitó una lista de clientes que ocasionó un autentico escándalo. Entre la lista de clientes figuraban hombres de la alta sociedad y de la aristocracia londinense y parece ser que entre ellos aparecía también el nombre de Eddy. Aunque nada se probó y la mayoría de los historiadores coinciden en afirmar que no existen evidencias que lo vinculen al escándalo lo que si parece probado es que su padre, el Príncipe de Gales, intervino en la investigación. 

Unos meses después de estos hechos, concretamente en octubre de 1889, Eddy partió hacia la India en un viaje que duró siete meses. Las malas lenguas sugirieron que emprendía el viaje para apartarse del escándalo pero, lo cierto es que la gira ya estaba programada antes de que la policía descubriera el burdel de la calle Cleveland. Durante este viaje, Alberto Victor, conoció a Margaret Haddon una mujer casada con un oficial ingles con la que, parece ser, mantuvo una  cierta relación. Unos años más tarde - el príncipe ya había desaparecido - esta mujer acudiría a Londres asegurando que Eddy era el padre de un hijo suyo pretendiendo así hacer chantaje a la Familia Real. 


María de Teck

Deseosa la Familia Real de apartar a Eddy de los comentarios malintencionados, se inició la búsqueda de una novia para el príncipe. La primera, en 1889, fue Alix de Hesse, que rechazó la oferta de noviazgo,  - no sabemos si influenciada por la fama del príncipe. Unos meses más tarde se le relacionó con Elena de Orleáns pero, el hecho de que la princesa fuera católica, dio al traste con los planes. Finalmente, la elegida fue María de Teck, una candidata que gustaba a la reina Victoria y a los Príncipes de Gales. Se puso fecha al enlace: el 27 de febrero de 1892 pero, éste, nunca llegaría a celebrarse.

Todos los preparativos de la boda estaban casi completados, faltaba tan solo un mes para el enlace. María de Teck tenía ya su vestido de novia preparado cuando Eddy enfermó de gripe.

Eddy ya había caído enfermo dos años antes, en 1890 y en aquella ocasión, sus médicos, entre los que se encontraba Francis Laking, fueron parcos en el diagnostico trascendiendo solamente que el príncipe sufría de "fiebre". Los rumores se dispararon y la mayoría de éstos apuntaron a que Eddy sufría una enfermedad venérea. El príncipe pareció recuperarse sin problemas.

Sin embargo, en 1892, el proceso gripal se complicaría con una neumonía a pesar de los cuidados de los médicos reales que le atendían, el Dr. Laking y el Dr Reid. Eduardo VII, desesperado ante la gravedad, llamó a consulta al Dr Broadbent que, en aquel entonces, era presidente de la Sociedad Médica de Londres. Broadbent haría lo que pudiera por salvar la vida del real paciente pero, a pesar de ello, el fallecimiento se produjo el 14 de enero de 1892, pocos días después de que el príncipe cumpliera los veintiocho años. 


Albert Victor 

Los rumores escandalosos que siempre habían acompañado a Alberto Victor en vida continuaron acompañándole después de su muerte. Muchos fueron los que argumentaron que la causa del fallecimiento había sido la sífilis, algunos apuntaron directamente a un envenenamiento y otros aseguraron que no había muerto y que en realidad se había fingido su muerte para apartarle de la línea sucesoria por no considerarle adecuado para que ciñera la corona.

Nada de esto ha sido probado por los historiadores.

Uno de los famosos rumores que llegaron a circular fue el de la posibilidad de que Alberto Victor, duque de Clarence, hubiera sido el famoso "Jack el destripador". Esta atribución aparecería por primera vez en 1962 a través de una biografía de Eduardo VII escrita por P. Julienne. Catorce años después,  en 1976, el escritor S. Knight lanzaba una nueva teoría en su libro "Jack the Ripper: the final solution". Según Knight el pintor Walter Sickert era amigo de Eddy y ejercía como cicerone del príncipe en el Londres más bohemio y licencioso. Cuenta que Alberto Victor se había enamorado locamente de una prostituta, modelo ocasional del pintor, llamada Annie Croock. El autor del libro apunta que Annie y Eddy se habían casado en secreto y que tuvieron una hija. Para tapar el escándalo que se habría provocado si estos hechos salían a la luz pública y siempre según el autor del libro, la reina Victoria, Eddy, la francmasonería y el médico personal de la Reina, William Gull, se habrían confabulado para acabar con la vida de Annie y de otras cuatro camaradas suyas a quienes ésta habría contado su historia con el príncipe. Nada de todo esto ha sido probado.

En el año 2002 la novelista Patricia Cornwell teorizó en su libro "Jack el destripador: caso cerrado" sobre la autoría de los crímenes, atribuyéndoselos al amigo del príncipe, el pintor Walter Sickert. A pesar de que la novelista gastó una fortuna en el intento de probar su teoría, hasta el momento no lo ha conseguido. La identidad del asesino de Whitechapel sigue siendo un misterio. 

Alberto Victor, duque de Clarence, recibió sepultura en el castillo de Windsor.

53 comentarios:

  1. El duque de Clarence dio mucho que hablar.
    Enlazo su artículo, tan brillante como es habitual,en @delavidaantigua
    Saludos, doña Ambar.

    ResponderEliminar
  2. Una vida de escándalo que podría haber pasado casi desapercibida si el protagonista de la misma no hubiera pertenecido a la realeza.
    Sobre las hipótesis que rodean la enigmática figura de Jack el destripador -un experto cirujano tan vez por la precisión en el corte de ciertos órganos vitales-, no falta la que atribuye la responsabilidad mayor a la propia Reina Victoria. Es la tesis de "From Hell", el gran cómic de Alan Moore.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, es la tesis de Alan Moore aunque basada en la teoría de Stephen Knight.
      Saludos Cayetano

      Eliminar
  3. Ámbar

    Es una buena entrada sin lugar a dudas Eddy era de lento aprendizaje, no resulta inquietante que fuere un disgusto para la reina que se readmiraba en su hija mayor por su aptitud para el estudio y el aprendizaje, que Eddy saliera como su padre poco flojo para los estudios no fue agradable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eddy era un problema para su padre y por supuesto para la reina Victoria. Se trataba del segundo en la linea sucesoria y no poseía la personalidad que, en opinión de la Reina, debería tener un futuro rey.
      Gracias por el comentario. Saludos

      Eliminar
  4. Lento de aprendizaje pero rápido en hacerse mala fama y crearse buenos rumores de su persona.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida de estudio y sacrificio no parece que fuera lo que más le gustaba.
      Un beso Mari-Pi-R

      Eliminar
  5. Trabajo les costaría a sus padres entender que más de una vez los hijos no son como nos gustaría, pero decir tantas cosas sin ser probadas también es fuerte.
    Este hombre ya nació siendo desafortunado, después el tiempo lo hizo más aun, hay cosas de las que nadie se libra, la nobleza tampoco. Una entrada magnifica, yo no sabía nada de este señor. Encantada de leerte. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sus padres eran cariñosos y no estuvo, como otros príncipes, falto de amor pero, siempre estaba en el lugar inapropiado.
      Besos Lola

      Eliminar
  6. Es curioso que la estricta familia real británica esté llena de príncipes de vida licenciosa. Puede ser que ese rigor sea el causante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente, el exceso de rigor en la educación puede favorecer el espíritu rebelde e inclinar al sujeto hacia lo contrario de lo que se pretendía .
      Saludos dissortat

      Eliminar
  7. Hola Ambar:
    Había leído sobre las teoría de el Duque y Jack el destripador y sobre su supuesta muerte. Una vida dispendiosa, que como refiere Cayetano hubiese pasado desapercibida si no fuese sido quien fue.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De no haber sido hijo del Príncipe de Gales es muy probable que nadie hubiera reparado en él pero, las circunstancias son las que son y él no supo o no quiso estar a la altura.
      Un beso Manuel

      Eliminar
  8. Menos al que María Teck, al final, se casó con Jorgito, bueno,
    el gran George V. Y que Alexandra tuvo por marido al buen mozo
    de Nicolas II, aunque terminararn como terminaror...

    Muy interesante sobretodo eso de Jack el Destripador,
    nunca se sabrá su identidad, pero esta no deja de ser una
    teoría interesante.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María de Teck tuvo suerte con el cambio de novio. Me alegra que te haya interesado lo referente a Jack el Destripador, probablemente no llegaremos a saber su identidad aunque, hay gente que sigue investigando.
      Besos Myriam

      Eliminar
  9. Este finde hablábamos sobre la familia real Inglesa y sobre sus integrantes, que si uno piensa en Jorge III con su locura y de ahí hacia abajo siempre habido tema para historias y cotilleos. Lo de Jack el destripador ha dado y dará para mucho la cuestión es que la muerte de Alberto dejo paso a su hermano que reino como Jorge V y se caso con la prometida de su hermano, Maria de Teck. El muerto al hoyo y el vivo al bollo. Buena semana Ambar y cuidado con los fríos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario Leonor. Vivo en una zona muy cálida y aunque han bajado las temperaturas el frío es poco,
      Besos

      Eliminar
  10. Algo había oído sobre los rumores.

    Corta vida pero intensa.

    Como siempre, una estupenda información.

    Te deseo un día muy feliz. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo bueno de los blogs, que siempre nos proporcionan información o puntos de vista diferentes sobre distintos temas y eso siempre resulta enriquecedor.
      Un abrazo Amalia

      Eliminar
  11. Enhorabuena por tu blog, es de buen hacer, bravo por esa narración impoluta.

    Un abrazo y un café, te sigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario. Siempre serás bienvenida en este espacio.
      Un abrazo pero sin café.

      Eliminar
  12. Toda una lección de historia ¡menudo personaje era Albert Victor! con la vida que llevaba, no me extrañaría que hubiera muerto de sífilis, aunque lo quieran enmascarar, muy sugerente lo de Jack el destripador.
    Un abrazo Ambar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que esta claro que la causa de la muerte fue una neumonía. No ha quedado documentado que hubiera padecido sífilis.
      Un abrazo Conchi

      Eliminar
  13. La sombra de Jack el destripador parece planear sobre famosos personajes desenmascarados cada cierto tiempo por los historiadores, pero nadie da una explicación clara y creo que ese estado de la cuestión seguirá oscura durante mucho tiempo. Es más, quizá nunca se logre desvelar su identidad. ¿Pudo ser Alberto Victor? ¿Y por qué no?
    En todo caso, fue un príncipe desdichado que murió joven. ¿Sífilis? Solía ser una enfermedad lenta y el fallecimiento de Alberto fue demasiado rápida.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fallecimiento de Alberto fue debida a una neumonía como complicación de un proceso gripal. Al menos eso es lo que consta como causa de su muerte.
      Jack el destripador sigue siendo un misterio.
      Besos Carmen

      Eliminar
  14. Hay personas que nacen con estrella y otros estrellados.
    A la figura del duque de Clarence ya le faltó la estrella desde el momento que nació.
    Ignoro lo que habrá habido de verdad en su historia, pero ya sabes que, de un grano de arena, si éste va rodando, se llega a hacer una montaña, y ¡Dios nos libre de estar en boca de todos aquellos que les gusta hablar sin saber! sólo con suposiciones y cotilleos son capaces de arruinar la vida de cualquiera.
    Me quedo con la duda de todo aquello que se le acusa.
    Voy ganándole la batalla a los virus, lentamente, pero avanzando.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La presunción de inocencia debe existir siempre pero cuando se es un personaje público ya sabes....lo de la mujer del César.
      Me alegra que te estés recuperando.
      Besos

      Eliminar
  15. Una vida llena de escándalos. Sólo se saben los que no lograron ocultar.
    No hay nada como el poder y el dinero para hacerlos desaparecer, aunque algunos salen sale a la luz.
    Feliz semana desde Bangkok!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los personajes públicos siempre están en el "punto de mira". Como tu dices los escándalos al final salen a la luz.
      Feliz semana

      Eliminar
  16. Pensamos que la realeza no tiene problemas con los hijos y este es ejemplo bien claro. Puede que fuera un incomprendido y no supiera expresar lo que deseaba en realidad hacer con su vida, y ésta fue por lo que cuentas toda una aventura de los mas trágica, lo que no me creo es que él fuera Jack el destripador.
    No por tener todo a su disposición son más felices.
    Una entrada muy interesante,siempre se aprende algo nuevo visitando tu blog.
    Un abrazo
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubo y hay muchas teorías respecto a quién era realmente Jack el destripador. Esta es una de ellas. Me alegra que te haya interesado.
      Un abrazo Puri

      Eliminar
  17. Ambar,
    Mais uma ótima aula de História, esta, sobre Alberto Victor, duque de Clarence.
    Gostei.
    Uma boa semana.
    Abraços

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario Pedro.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Hola Ambar, nos has dejado una interesante historia, lo cual es de agradecer. Esto sirve, para darte cuenta que en la Realeza también tienen problemas, ni que el Albert Victor, no necesito a nadie para crearse una buena dosis de mala fama.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la realeza se la mira con lupa y se analizan todos sus actos. Lo que no sería motivo de enjuiciamiento si se tratara de personas corrientes, en ellos se magnifica.
      Gracias por pasar Cristina.
      Un beso

      Eliminar
  19. Interesante historia....los ricos también lloran, no?
    Gracias Ambar, me ha encantado leerte.

    Abrazo =)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece ser que si, que lloran y, tal vez, mucho.
      Gracias Liliana. Un beso

      Eliminar
  20. No hay como querer ocultar los escándalos de una oveja negra para atribuirle todo tipo de crímenes. De todos modos las que sí tuvo suerte fue María de Teck. Así a primera vista parece que el novio la hubiera hecho infeliz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que María salió ganando con el cambio.
      Un abrazo dlt

      Eliminar
  21. Que vida tan llena de problemas a pesar de su condición. Y es que el ser humano, ya sea de sangre real o de humilde cuna, esta expuesto a los mismos peligros y problemas de la vida.
    Cada día me gusta más tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meterse en líos es algo inherente a la condición humana y si bien la realeza carece de algunos de los problemas que afectan al resto de las personas, tiene algunos que a los demás no nos afectarían.
      Gracias Maripaz. Un beso

      Eliminar
  22. No conocía o no recordaba este blog, me ha encantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Acabo de entrar en el tuyo y me parece estupendo.
      Saludos

      Eliminar
  23. Este hombre nació prematuro y con secuelas;los padres no debieron aceptar este niño deficiente y no supieron ayudarle como necesitaba. Una triste historia plagada de problemas y desgracias.
    A María de Teck le tocó la loteria.
    Es interesante conocer estas historias.Todos los seres humanos tenemos debilidades y limitaciones; los nobles tampoco se libran de ellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que sus padres fueran demasiado permisivos en su educación. Nadie esta libre de limitaciones ni de debilidades.
      Gracias por el comentario Carmen

      Eliminar
  24. Pues ya se sabe en las altas sociedades o suciedades, porque las hay y muchas, todas se acallan y se guardan en secreto llegando a ser un misterio cerrado y enterrado.
    Gracias Ambar por estos sabrosos relatos.
    He estado ausente desde octubre, recien acabo de volder hace un par de semanas.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu visita y tu comentario
      Abrazos

      Eliminar
  25. Me alegro de haberte visitado, ha sido toda una lección de historia que te agradezco, ya que no la conocia en su totalidad, seguiré visitandote para aprender.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita.Siempre serás bienvenido.
      Un abrazo

      Eliminar
  26. Gracias por tus letras.
    Te dejo un abrazo de fin de semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  27. Hola Ambar.
    Muy interesante tu blog, todo de gran interés para mí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Marga por pasar por este blog y por tus palabras.
      Saludos

      Eliminar