sábado, 28 de marzo de 2015

Jorge de Kent



Jorge de Kent

Hijo de un rey y hermano de otro, el príncipe Jorge vino al mundo en Sandringham House en el condado de Norfolk en Inglaterra. Fue el cuarto hijo del matrimonio formado por el que un día sería el rey Jorge V del Reino Unido y María de Teck. 

Recibió una educación controlada y estricta como correspondía a un miembro de la Casa Real británica que además ocupaba en el momento de su nacimiento el quinto lugar en la línea de sucesión. Cuando contaba trece años entro en la escuela naval, pero no era este lugar el apropiado para él. Era un joven díscolo e independiente que al llegar a los veinte años tenía seriamente preocupados a sus padres. Consiguió que éstos ante el temor de escándalos, que pudiesen salpicar a la institución monárquica, le permitieran abandonar la Armada. Como algo tenía que hacer ocupó un puesto en el Home Office.

Jorge era un hombre rubio, guapo, culto y un tanto relamido. Era el favorito de su madre, la Reina Mary, ya que ambos compartían la pasión por las obras de arte y por las antigüedades. Se decía que tenía un don especial para distinguir a simple vista un autentico mueble de época de una falsificación. Era extremadamente bohemio y dado que sus ocupaciones en el Home Office no le interesaban demasiado y tampoco a sus dirigentes que las desarrollara o no, se escapaba en muchas ocasiones a la Riviera francesa. Allí se dedicaba a pasear por las playas durante el día y a visitar casinos durante las noches.


Jorge de Kent

La cuestión de la sexualidad del príncipe Jorge era otra de las grandes preocupaciones de sus padres. El joven era bisexual y según se desprende de la larga lista de sus amantes, tanto femeninas como masculinos, muy activo. Se enamoraba de gente no sólo de diverso género sino también de diversa condición social, ricas herederas como Poppy Baring, duquesas como Margarita de Argyll y sobre todo artistas por los que sentía una especial predilección. Entre sus amantes las figuras más destacadas fueron la cantante afroamericana Florence Mills, la estrella musical Jessie Matthews y Noël Coward. Este actor fue su relación más duradera pues durante diecinueve años estuvieron unidos sentimentalmente, aunque esto no impidió a ninguno de los dos mantener otras relaciones. Según la historiadora británica Lucy Moore el príncipe Jorge mantuvo relaciones también con la maharani Indira Raje. 

No era el sexo la única de sus adicciones. Se dice que desde su relación con Kiki Preston ( conocida como la chica de la jeringa de plata) la morfina y la cocaína también formaron parte de sus debilidades. Sus hermanos se preocuparon y llegaron a confinarle en palacio, en una especie de arresto domiciliario, para intentar de ese modo que dejara su adicción, pero no lo consiguieron. 

Parecía que la prensa británica tuviera un pacto de silencio, de hecho y a pesar de que las relaciones del príncipe con Noël Coward eran un secreto a voces, los periodistas callaban y, por lo tanto, la mayoría de los ciudadanos lo ignoraban. Su relación, para la gente común era la de dos solteros que asistían juntos a cenas, al teatro o a conciertos, sin que les uniera otra cosa que una simple amistad. No era tan discreto el príncipe Jorge como la prensa, y en numerosas ocasiones escribía cartas de amor a sus amantes masculinos, algunas de ellas tuvieron que ser rescatadas, previo pago, por su familia ante la amenaza por parte del destinatario de hacerlas públicas. 


Marina de Grecia y Dinamarca

Se consideró entonces que nada mejor para proteger la reputación del príncipe que un matrimonio glamuroso con una bella princesa de sangre real que reuniera belleza, elegancia y un árbol genealógico impecable. No fue difícil encontrarla, la princesa Marina de Grecia y Dinamarca reunía todas esas cualidades. No parece que en los encuentros previos al compromiso surgiera el amor entre la pareja pero, lo que si parece cierto, es que ambos se agradaban mutuamente. Formaban una hermosa pareja, ambos eran guapos, carismáticos, elegantes, sofisticados y con estilo, una buena pantalla para tapar la disoluta vida del príncipe.

Se casaron el 29 de noviembre de 1934, en la abadía de Westminster. Tras la ceremonia, el cortejo nupcial desfiló por las calles de Londres que se encontraban abarrotadas de gente. Todo el mundo admiró la belleza de la nueva duquesa de Kent. A los once meses tuvieron su primer hijo y al siguiente año el segundo. Pero no por ello el príncipe Jorge abandonaría sus licenciosas costumbres, más bien al contrario, continuaba con igual frenesí.

Boda de Jorge y Marina

Al inicio de la II Guerra Mundial, Jorge volvió a la vida militar activa. Durante un breve periodo de tiempo sirvió en la División de Inteligencia del Almirantazgo y después fue trasferido a la Royal Air Force con el cargo de Oficial del Estado Mayor del Comando de Entrenamiento, con el rango de Comodoro del Aire. Según los autores del libro “Doble rasero”el príncipe Jorge tuvo durante la década de los treinta conversaciones con Rudolf Hess y Alfred Rosemberg y participó en conversaciones secretas con su primo Felipe de Hesse en un intento de evitar la guerra con la Alemania nazi. También aseguran dichos autores que en mayo de 1941 Hesse viajó a Escocia para entrevistarse con el duque de Hamilton y que Jorge estaba presente en esa reunión.

El 25 de agosto de 1942, el príncipe Jorge despegó de Invergordon en Escocia en un S-25 Sunderland . Según la versión oficial su misión era levantar la moral del personal de la RAF destinado en Islandia. La tripulación había sido cuidadosamente seleccionada, tanto el capitán Frank Goyen como el copiloto Thomas Mosley estaban considerados como unos de los mejores oficiales del Ejercito del Aire pero, el avión nunca llegó a su destino. Se estrelló en una colina cerca de Dunbeath, a plena luz del día. La investigación oficial determinó que el accidente se debió a un error del piloto.


El accidente dejó muchas preguntas en el aire y desde luego muchas especulaciones. El único superviviente del accidente Andy Jack no aportó nada a la versión oficial, aunque se apunta a que la generosa pensión vitalicia que se le proporcionó fue la causa de su silencio. Algunos investigadores solicitaron en 1990 a la Oficina de Registros Públicos una copia del Informe de la investigación realizada y para su sorpresa se encontraron con que el informe había desaparecido. Las teorías de que la muerte del príncipe Jorge fue debida a una conspiración y no a un simple accidente continúan.

El duque de Kent fue enterrado en Windsor, en la Capilla de San Jorge hasta que en 1968 sus restos fueron trasladados al cementerio de Frogmore

32 comentarios:

  1. Una joya de la corona, nunca mejor dicho, el tal Jorgito. Luego se estrella su avión y desaparecen los informes del accidente. Sin informes y sin "cajas negras" que no se encuentran siempre quedarán puntos oscuros por resolver.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese accidente quedaron muchos puntos oscuros. La teoría de la conspiración esta en muchas mentes, algunas apuntan a que el avión ni siquiera tenía como destino Islandia.
      Saludos Cayetano

      Eliminar
    2. En realidad para 1942 aun no existían las denominadas cajas negras, los primeros registradores de vuelo se empezaron a usar a finales de los años 1950.

      Eliminar
  2. Un hombre que le daba a los amorillos alternando los sexos, en realidad sabía disfrutar de la vida.
    Relativamente murió a una edad media en la que todavía pudo disfrutar de la vida a su aire.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivió cuarenta años y disfrutó todo lo que pudo, como tu dices, a su aire.
      Saludos Mari-Pi-R

      Eliminar
  3. Siempre sucede, aunque los rumores son difíciles de acallar, la prensa en estos casos de la realeza o los grandes potentados, casi siempre guarda una discriminatoria discreción.
    Un saludo Ambar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo el mundo se merece esa discreción. La prensa debería airear solo aquellos asuntos de los políticos y de los potentados que afectan a algún sector de la sociedad o incluso a su conjunto : corrupción, mala gestión, irresponsabilidad etc.
      Saludos y buena semana

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Toda una joya como dice Cayetano...Siempre he pensado que la vida privada de la gente es eso. Se debe hacer público lo justo y necesario...Debe ser duro los últimos momentos en que vas en un avión que cae...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo la vida privada es de cada uno. En el accidente en el que perdió la vida el duque murieron dieciséis personas, se pudo identificar a quince. Sobre la identidad del pasajero sin identificar hay cantidad de teorías.
      Besos Manuel

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  6. Pagó con su vida el haber vivido 40 años como quería. Fue un precio elevado.

    Se podría escribir una buena novela sobre ese turbio final (si no la hay ya).

    Por cierto, hay un triste personaje relegado al olvido y del que prácticamente se desconoce todo (yo por lo menos) y es Luis Víctor de Austria, el hermano más pequeño del emperador Francisco José, estaba pensando que quizás te apeteciese algún día escribir sobre él...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco dos libros que hablan sobre el tema: "Royals and the Reich" y " Doble rasero".
      Luis Victor de Austria es un personaje curioso y de triste vida. Lo tendré en cuenta. Gracias por la sugerencia

      Eliminar
  7. Dicen que los favoritos de los dioses mueren jóvenes. Vivió la vida. Buen artículo e interesante. Quizá algún día sepamos un poco mas de lo que ocurrió en aquel avión. Buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivió pocos años pero, los vivió intensamente. Tal vez, algún día se sepan más cosas de ese vuelo y se conozca la identidad del pasajero nº 16.
      Besos Leonor

      Eliminar
  8. La actitud complaciente de ciertas elites inglesas ante Hitler fue irresponsable y lamentable. Una interesantísima entrada.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con usted y me alegra que la entrada haya sido de su interés.

      Saludos

      Eliminar
  9. Rico, guapo y noble... Jorge tenía todo lo que un hombre podía desear, así que se dedicó a la vida de placeres que su posición le permitía sin preocuparse de nada ni nadie. Ni siquiera con su boda logró que asentase la cabeza. Su muerte en extrañas circunstancias deja muchas interrogantes abiertas sin posibilidad de respuesta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Era guapo y era rico, lo de noble....tan sólo en referencia al apellido y considerada ésta palabra como distintivo de una clase social. Nobleza como rasgo de la personalidad...no parece que tuviera.

    Buena semana. Besos

    ResponderEliminar
  11. Una vida entregada a todos los placeres que su posición en la sociedad le proporcionó. Su muerte deja un rastro de dudas. Interesante biografía.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas dudas nos dejó el accidente en el que murió. Parece que lo pasó muy bien hasta ese momento.
      Saludos Valverde

      Eliminar
  12. Noble... Creo es un apelativo ya desfasado
    Lo de Jorge y su misterioso viaje son unos enigmas de la vida secreta y muy guardados de esta suciedad, perdón sociedad.

    En aquellos tiempos la prensa aun respetaba a los nobles, los acaudalados y reyes.
    Hoy son la comidilla diaria de todos los pseudo periodistas, que tienen como notas si se ducharon, que comieron y si sacaron al perrito.

    Tu nos brindas una historia y algunos detalles personales de ese ser que dejó una impronta, sus defectos y acciones, nos narras algo de él o de ella que nos hace imaginarnos su vida y su estilo de vivirla.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario y por pasar por el blog.
      Besos

      Eliminar
  13. Buena pieza, y para más inri en el aspecto sexual, lo mismo le tiraba a la carne que al pescado.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le daba a todo, necesitaba experiencias de todo tipo y procuraba satisfacer sus necesidades.
      Saludos

      Eliminar
  14. Pues como era bien rico, y bien guapo se dedico a la buena vida, hasta que le llego su hora. Mil besicos amiga,contigo se aprende mucho

    ResponderEliminar
  15. Siempre quedaran tantas preguntas sobre su muerte sin responder,querida amiga siempre es una delicia leerte,un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Si, la verdad que este hombre hizo en su vida lo que le dio su real gana, guapo, con dinero y apellidos, lo tuvo todo...

    Un abrazo, interesante historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya interesado.
      Besos

      Eliminar
  17. Siempre interesantes tus entradas, dejas un montón de vidas al descubierto, cosas que no se cuentan porque no interesa, pero que mas de una vez se imagina...
    Gracias por una entrada que me ha gustado muchísimo. Un beso

    ResponderEliminar